¿Tu cachorro es demasiado movido o inquieto? Consejos a seguir

Don Perro Adiestramiento

perros-nerviosos

¿Tu cachorro es muy movido, inquieto o nervioso? ¿Demasiado? ¿La convivencia se ha vuelto complicada porque está muy estresado, muerde cosas y tiene un carácter excesivamente activo?

Las pautas o consejos a seguir son simples. La primera es preguntarnos si hace suficiente ejercicio.

El cachorro debe jugar, correr y pasear tres o cuatro veces al día para hacer sus necesidades, estar con otros animales, potenciar los lazos con su compañero humano y para cansarse. Cada cachorro es un mundo, un beagle puede necesitar tres o cuatro paseos de una hora, mientras que un bulldog francés con tres paseos de veinte minutos tendrá suficiente.

Consejos de manejo para un perro nervioso o ansioso:

  • No tocar ni saludar al perro mientras esté nervioso. Si lo hacemos, premiaremos ese estado de nerviosismo y lo potenciaremos.
  • Ignorarlo completamente como si no existiera. Puede parecer duro y muchas veces nos costará no abrazar a nuestra mascota, que solo quiere cariño, pero en estos casos es necesario hasta que se controle el problema.
  • No darle comida ni premios mientras llore, gima o ladre o se suba encima. Premiaremos y potenciaremos esa actitud indeseada si se los damos.
  • Le daremos caricias y premios y chuches y juguetes solo cuando esté completamente relajado. De este modo entenderá que lo bueno viene cuando está tranquilo.
  • Controlar juguetes, pelotas u objetos que lo exciten o sobre exciten. Si el nerviosismo va creciendo con un juguete hasta llegar a la “línea roja” le tenemos que quitar ese juguete.
  • Estas pautas son para todas la personas que convivan con el animal.
  • Paciencia, carácter positivo y constancia son necesarias para alcanzar un resultado positivo.