Historias de modificación de conducta: Zeus

Don Perro Adiestramiento, Consejos

Modificación de Conducta

ZEUS, es un Labrador Retriever de capa negra de unos 8 meses de edad, que acude a Don Perro porque su familia humana desea tener un perro educado y quieren participar en un curso grupal de obediencia básica para perros jóvenes.

Rápidamente demuestra a todos su facilidad para aprender los ejercicios planteados en clase. Sus propietarios están encantados con la evolución del cachorro, pero hay un problema en casa que les inquieta y no son capaces de controlar.

Esto es planteado al educador canino, quien les remite a la consulta de etología clínica veterinaria donde me describen un comportamiento repetitivo, consistente en lamer y mordisquear sus extremidades posteriores, y perseguirse la cola, llegando incluso a autolesionarse. Sólo lo hace en casa, estando ellos presentes y con una frecuencia prácticamente diaria.

Una vez obtenidos todos los datos sobre: el inicio y evolución del problema, la actitud y manejo de los propietarios, y el estado de salud de Zeus, se diagnosticó un problema exclusivamente comportamental consistente en conductas compulsivas orales (dermatitis acral por lamido) y locomotoras (tail chasing). Éste se desencadenó por un problema médico inicial, al padecer un intenso prurito asociado a  una dermatitis en la zona anal cuando tenía 4 meses de edad. Pero fue perpetuado en el tiempo, por un refuerzo involuntario de los propietarios, al intentar interrumpirlo distrayéndolo con juego o llamándole la atención cada vez que lo hacía.

Una vez los propietarios pusieron en marcha las pautas de tratamiento recomendadas, la mejoría fue apreciada muy rápidamente.

“Las conductas compulsivas afectan gravemente al bienestar del que las padece, por lo que hay que intentar determinar la causa y tratarlas cuanto antes para no empeorar su pronóstico”.