Control de esfínteres en los perros (1ªParte)

Don Perro Adiestramiento

xinstalaciones_002

Los gatos, vienen “de fábrica” con el chip de hacer sus necesidades en la arena y enterrarlas. Esto es muy cómodo e higiénico y es genético en el gato.

En el caso de los perros, se trata de un proceso de aprendizaje del cachorro, tras el cual nos encontraremos un cachorrito que hace sus necesidades en la calle del 99% de las veces o nos encontraremos con un cachorrito que ensucia la casa de pis y de caca y que no hay manera de enseñarle ha hacerlas en la calle.

La diferencia entre el primer cachorro y el segundo cachorro radica en la paciencia y el esfuerzo que le hayamos dedicado a su correcto control de esfínteres y a la comunicación con nuestro perro.

En este post damos un pequeño adelanto con consejos a seguir y en el próximo analizaremos directamente todo el proceso para conseguir que el perro sepa dónde y cuándo tiene que hacer sus necesidades.

CONSEJOS

  • Poner papel de periódico en la zona donde el perro haga sus necesidades por primera vez. Puedes bajar el periódico a la calle.
  • Premiar al perro con chuches cuando lo haga bien. Llevar siempre chuches al parque y premiar siempre durante las primeras semanas.
  • No usar métodos como el de restregar la cara del perro por donde ha hecho sus necesidades o castigarle o reñirle. El perro se esconderá de ti para hacer sus necesidades y no querrá hacerlas ni en casa delante de ti ni en la calle delante de ti. Piensa que le castigas por hacer cacas o pis, pero no piensa que le castigas por hacerlas en casa.
  • Ser ordenado con la rutina horaria para salir a la calle con el perro. El cachorrito siempre después de una siesta y siempre después de comer o beber va a tener ganas de hacer. Es el momento de bajarlo. Cada dos o tres horas entre los dos y tres meses de edad. Cada 4 a los 4, cada 5 a los 5, cada 6 a los 6 (mañana, tarde y noche). Hay que relacionar las comidas y las salidas a la calle.
  • Si a los seis meses el cachorro no ha progresado lo suficiente, acudir a la Escuela Don Perro y hablar con un educador.
  • Paciencia y constancia son necesarias para lograr que el cachorro adquiera un hábito, que no es consustancial a su naturaleza.

Aquí podéis leer un segundo post sobre el mismo tema: “Control de esfínteres en el perro 2ªparte”