¿Cómo evitar que mi perro engorde?

Don Perro Consejos

perro activo

Debemos conocer los factores que predisponen al sobrepeso/obesidad en perros:

Raza: existen razas predispuestas a engordar, Labrador, Collie, Golden, Beagle, Cocker, Teckel…
Sexo: las hembras representan el 60% de los perros obesos
Edad: el 50% de los perros entre 7 y 8 años son obesos
Castración: los animales castrados, incrementan su riesgo de padecer sobrepeso y obesidad.

Estos factores no los podemos controlar. La edad, raza y sexo de nuestra mascota son imposibles de cambiar, pero el resto de factores, dependen de nosotros y somos somos los responsables de hacer lo necesario para evitar que nuestra mascota engorde demasiado:

Actividad: el sedentarismo y la falta de ejercicio son la causa fundamental de la obesidad, luego el ejercicio y la actividad física, serán la parte mas importante para evitar o solucionar el problema.

Alimentación: la falta de ejercicio y el exceso de alimento, junto con las sobras y chuches indiscriminadas, son el segundo factor mas importante, luego el control de la cantidad necesaria, calidad y de los aportes “extra”, nos permitirá evitar o solucionar el problema.

Una vez conocidos los factores, estos son nuestros consejos:

1/ Los perros deben estar delgados para estar sanos. Tendemos a pensar que no están bien cuidados si se les marcan las costillas. A la mayoría de los perros de pelo corto, deben notárseles las costillas y otros salientes óseos.

2/ “Póbrecito, come muy poco y pasa mucho hambre”. Esta frase llevará a nuestro perro a la obesidad y a las enfermedades y a la pérdida de calidad de vida que ello conlleva. Los perros genéticamente, están preparados para pasar varios días sin comer, al igual que lo están para ingerir tres o cuatro veces su dieta normal en una sola sentada. Ellos no saben si mañana van a comer o no, por eso, siempre están preparados para llenarse al máximo posible…

3/ ¿Qué es eso? Eso es una báscula: la mayoría no ha pesado nunca a su perro en casa. Te subes tú con el perro y sin el perro y la diferencia es lo que pesa el perro. Es conveniente pesarlos todas las semanas y anotarlo en una tabla, para controlar perfectamente el peso de nuestra mascota.

4/ Las guarradas: salchichas, quesitos, sobras, huesos, pan, preparados caseros, etc. Si nuestro perro está gordo, todo esto está terminantemente prohibido. Aunque nos haga felices ver cómo disfruta comiendo estas delicatessen, ESTAMOS ACORTANDO SU VIDA Y LA CALIDAD DE LA MISMA. ¡Imaginad que si le dais como premio una salchicha de frankfurt a un perrito de 5 kilos, es como si os comierais vosotros 15 salchichas!

5/ Su pienso: buscad una buena relación calidad/precio, que se lo coma a gusto, que le mantenga un pelo lustroso, que produzca unas bonitas deposiciones y PESAD la cantidad diaria que recomienda el fabricante. Todos los días, en una o dos tomas, le daréis esa misma cantidad de alimento. Lo pesaréis todas las semanas y en función del peso de vuestro perro aumentaréis o disminuiréis la cantidad de alimento. Hay alimentos especiales para adelgazar que funcionan fenomenal.

6/ Situaciones especiales: si vamos al monte a caminar 5 horas, si hace mucho frío, si hace mas ejercicio que de costumbre porque estoy de vacaciones…aumentaremos la cantidad de alimento.
Si he preparado mucha comida y le quiero dar unas sobras, tengo unas chuches muy ricas, le estoy dando una medicación y se la meto en un quesito…disminuiremos la cantidad.

7/ Existen trucos y objetos, para calmar perros que pasan mucha hambre: juguetes que dosifican la comida durante 15 ó 20 minutos, comederos anti estrés para que les cueste comer, chuches saciantes, juguetes interactivos que liberan comida a cambio de ejercicio…